La Gestión del Desempeño Ambiental en práctica #3

¡Descubre todos nuestros artículos de esta serie!

Artículo #1 – El testimonio de Assilassimé Solidarité, en Togo

Artículo #2 – El testimonio de la UBTEC, en Burkina Faso

El testimonio de ENDA Tamweel, en Túnez

En febrero de 2022, Cerise+SPTF publicó una versión actualizada de los Estándares Universales. Estos ahora incluyen una nueva Dimensión 7 dedicada a la Gestión del Desempeño Ambiental*: una dimensión esencial frente a los desafíos climáticos y ambientales actuales, pero aún poco conocida por los actores de las finanzas inclusivas.

Entonces, en la práctica, ¿qué implica la gestión del desempeño ambiental?

Hemos invitado a instituciones pioneras en este campo a compartir sus experiencias. Hoy, es Khereddine Kahia, jefe de estrategia agrícola y ambiental de Enda Tamweel, en Túnez, quien nos da su testimonio.

DESCARGA EL ARTÍCULO

 

1. ¿Cuáles son los problemas ecológicos en su área de intervención?

Enda Tamweel tiene la particularidad de estar presente en todo Túnez, con 105 sucursales (y 5 mostradores móviles) que cubren el 95% de las delegaciones administrativas del país. Contamos entre nuestros clientes activos 56% urbanos y 44% rurales. Por lo tanto, operamos en una variedad de contextos.

En las zonas rurales, enfrentamos importantes desafíos en torno a la agricultura. La producción agrícola tunecina es un gran consumidor de recursos naturales, en particular con técnicas de riego que provocan un importante desperdicio de agua y el uso de pesticidas que presentan un riesgo de contaminación del suelo y de las aguas subterráneas. Con el cambio climático, los episodios de sequía son más frecuentes y significativos, lo que aumenta la presión sobre los recursos hídricos y, en ocasiones, provoca escasez. Debido a los caprichos del clima, los rendimientos agrícolas son cada vez más variables, mientras que las necesidades aumentan. A estos desafíos ecológicos se suma la crisis de Ucrania, que ha subrayado aún más la necesidad de fortalecer la seguridad alimentaria de nuestro país y de nuestros clientes.

Otro tema importante es el de la energía. La sociedad tunecina consume cada vez más bienes y servicios, y por tanto energía, mientras que el balance energético del país es cada vez más deficitario. El cambio climático también conlleva un mayor consumo energético (mantenimiento de la cadena de frío, climatización, etc.). El precio de la energía fluctúa y la electricidad, el gas y el diésel son cada vez más caros.

Finalmente, especialmente en áreas urbanas, nos enfrentamos a un problema cada vez mayor de producción de residuos, mientras que nuestra capacidad para gestionar estos residuos sigue siendo débil.

2. ¿Por qué eligió su institución gestionar su desempeño ambiental?

Enda, como asociación, inició su actividad en Túnez en 1990 con proyectos ecológicos en torno al desarrollo del Parque Nacional Ichkeul, la lucha contra la desertificación y la promoción de las plantas medicinales. Luego, Enda se centró en temas de inclusión financiera, hasta la creación de la empresa de microfinanzas Enda Tamweel en 2015. Enda siempre ha tenido en cuenta los problemas ambientales, particularmente cuando se expande a áreas rurales. A lo largo de los años, estas preguntas se han convertido en un tema central para Enda Tamweel, que ha hecho de la gestión de su desempeño ambiental una palanca de su estrategia de inclusión financiera y social, y de lucha contra la pobreza.

Si nos interesan estas preguntas es porque escuchamos los problemas que encuentran nuestros beneficiarios, porque partimos de sus necesidades. En la década de 2010, en un contexto de fuerte éxodo rural, notamos que las ciudades ya no eran capaces de gestionar la cantidad de residuos producidos. Por lo tanto, decidimos lanzar un primer préstamo verde en 2015 para promover actividades de reciclaje. Luego identificamos los temas relacionados con el agua y la energía como temas vitales para nuestros beneficiarios, ya que la falta de recursos y el aumento de los costos exacerban la precariedad de los proyectos pequeños. Esto nos llevó a desarrollar nuestros créditos Eco-Chams en torno al bombeo solar. En cuanto a la financiación de los sectores agrícolas, hemos pasado, por lo tanto, de un reto cuantitativo a un reto cualitativo, para enfrentar el desafío ecológico y promover el desarrollo sostenible. ¡Administrar nuestro desempeño ambiental en realidad significa responder a las necesidades y problemas sociales de nuestros clientes!

3. ¿Qué ha implementado para mejorar su desempeño ambiental?

En 2015, desarrollamos una línea de “Ecocréditos” para promover el desarrollo de actividades de recolección y reciclaje de residuos. Estos ecocréditos a tasa preferencial permiten a los recolectores, recicladores y centros de acopio de residuos adquirir equipos de transporte liviano o cubrir sus necesidades de flujo de caja.

En 2017, desarrollamos nuestra política ambiental, lo que nos permitió confirmar la dimensión estratégica de estos temas y formalizar nuestros compromisos en torno a 9 áreas.

Siendo el desarrollo de productos verdes un eje central de nuestra estrategia, continuamos nuestras reflexiones y realizamos con el apoyo de ADA y MicroEnergy International diversos estudios para evaluar el potencial “verde” de nuestra cartera. Y en 2019, lanzamos nuestra segunda línea de préstamos verdes “Eco-Chams” dedicada a la instalación de sistemas de riego y bombeo solar. Este es un préstamo de inversión con una tasa de interés más baja que nuestros otros préstamos y ofrece un período de préstamo más largo (30 meses en promedio). Permite a los pequeños productores invertir en bombas que funcionan con energía solar, que no requieren combustible ni una fuente de electricidad externa para suministrar agua. Esto les permite mejorar su acceso al agua mientras reducen los costos de consumo de energía. Hemos firmado un acuerdo de colaboración con un proveedor de bombas solares, sin imponer este proveedor a nuestros clientes. Primero lanzamos este producto con productores de palmera datilera en la región sur de Túnez, y ahora lo estamos extendiendo a todas las regiones.

Enda Tamweel también se compromete a promover prácticas responsables a través de campañas de sensibilización. En alianza con la Agencia Nacional de Protección Ambiental, organizamos cada año 2 medias jornadas de sensibilización sobre cambio climático y ecociudadanía para nuestro personal, en un lenguaje sencillo y accesible, con el fin de fomentar prácticas eco-responsables a nivel individual (sobre el consumo de energía, agua, residuos, etc.).

Como parte de nuestros préstamos Eco-chams, realizamos una encuesta para identificar las necesidades de capacitación y apoyo de nuestros clientes agrícolas. Luego capacitamos a los primeros beneficiarios en los desafíos del cambio climático, métodos de riego, compostaje, manejo del agua y tratamiento de enfermedades. En los oasis, el fuerte calor debido al cambio climático contribuye a la proliferación de un ácaro que teje una red alrededor de los dátiles y hace que se sequen. Por ello, hemos formado a los productores de dátiles en el tratamiento necesario para luchar contra esta plaga.

4. ¿Qué resultados se han logrado hasta ahora?

Desde 2015 hemos concedido 1.638 “Eco-préstamos” para actividades de recogida, reciclaje y valorización de residuos, por un monto de 4 millones de dinares. Nuestros clientes han podido así desarrollar sus negocios y posicionarse con éxito como pioneros en el sector. Una de nuestros beneficiarios, Hiba Heni, pudo así invertir en equipos y maquinaria para triturar y procesar residuos, y ampliar su red a más de 70 recolectores (ver su testimonio en francés aquí). Otro cliente, Hamza Chouech, pudo abrir su propia unidad de reciclaje y ahora preside la cámara sindical del plástico, un verdadero reconocimiento a su trayectoria y su perseverancia (ver su testimonio en francés aquí).

Durante la fase piloto de Eco-Chams, implementada con el apoyo de ADA en 2020 y 2021, otorgamos 122 préstamos para inversiones en bombeo y riego solar, por un monto de 2 millones de dinares. Entre los beneficiarios, 50 productores de dátiles fueron capacitados en buenas prácticas agrícolas. Antes de implementar el producto Eco-chams en todas nuestras sucursales, realizamos una evaluación de los resultados. Este estudio arrojó que luego de contratar el crédito de Eco-Chams, el 79% de los clientes cambiaron de fuente de energía para la operación de su sistema de riego (la mayoría usaba diesel). La tasa de uso de un sistema de riego por goteo aumentó del 33% al 62% gracias a Eco-Chams. El 88% de nuestros clientes cree que su nuevo sistema de riego y bombeo es más económico, y el 70% dice que está listo para recomendar el producto a quienes les rodean. [Para más información sobre la metodología de evaluación y los resultados de este estudio, ver el artículo publicado como parte del LabODD].

5. ¿Qué lecciones han aprendido de estas experiencias?

Esta experiencia nos permitió confirmar que las misiones social y ambiental están interrelacionadas. Al desarrollar e implementar nuestra estrategia ambiental, hemos sido capaces de lograr nuestros objetivos sociales: crear riqueza entre los clientes beneficiarios, fortalecer su resiliencia y mejorar sus ingresos.

Asimismo, invertir en financiamiento verde nos ha permitido fortalecer nuestro liderazgo en el mercado como una institución responsable. Gracias a esto, pudimos atraer nuevos donantes e inversores interesados ​​en proyectos verdes y sostenibles. Enda Tamweel ha obtenido así un préstamo de 20 millones de dólares de la IFC para la financiación de energías renovables, que nos ayudará mucho a desarrollar nuestra cartera de proyectos verdes.

Finalmente, para implementar con éxito proyectos verdes, hemos visto lo importante que es invertir en capacitación y sensibilización, tanto del personal como de los clientes, en temas ambientales. Se trata sobre todo de establecer una cultura corporativa e inculcar un cambio de mentalidad en las personas: personal, clientes y socios.

6. ¿Qué próximas acciones planea implementar para mejorar su desempeño ambiental?

Para mejorar su desempeño ambiental, Enda Tamweel planea revisar su sistema de gestión de riesgos ambientales y sociales. Hoy usamos la lista de exclusión de IFC, pero no contamos con un sistema sistematizado de gestión de riesgos ambientales y sociales. En los próximos meses tenemos la intención de desarrollar un sistema de scoring ambiental para todos los sectores de actividad que financiamos.

También planeamos desarrollar nuevos productos financieros que satisfagan las necesidades de los eco-emprendedores. En concreto, vamos a ofrecer un préstamo para invertir en ecoeficiencia energética. A medio plazo, tenemos previsto ampliar Eco-Chams a otras soluciones, como calentadores de agua solares, pequeñas fotovoltaicas o la construcción de depósitos de agua. Y también estamos pensando en otros productos en torno al transporte sostenible, la vivienda ecológica o la agricultura responsable.

En alianza con la asociación ENDA Interárabe, también continuaremos capacitando a productores de palma datilera en buenas prácticas agrícolas en 5 agencias adicionales, con posibilidad de acompañamiento personalizado.

7. ¿Qué recomendaría a una institución de microfinanzas que desee participar en la gestión de su desempeño ambiental?

Comience por identificar y analizar adecuadamente las oportunidades y amenazas relacionadas con los problemas ecológicos del ecosistema en el que opera.

Y trabaje en la gestión del cambio, que es fundamental cuando se quiere fomentar la adopción de prácticas más ecológicas.

 

 Artículo escrito por Khereddine Kahia, jefe de estrategia agrícola y ambiental de Enda Tamweel, en Túnez, en colaboración con CERISE.
Visite el sitio web de Enda Tamweel para descubrir la organización y sus proyectos.

 

DESCARGA EL ARTÍCULO

 

*La Dimensión 7 fue desarrollada por CERISE+SPTF en coordinación con el Grupo de Acción e-MFP – GICSF. La Dimensión 7 está completamente alineada con el Green Index 3.0, que es la herramienta de evaluación del desempeño ambiental desarrollada y administrada por el grupo de acción GICSF.