La Gestión del Desempeño Ambiental en práctica #2

El testimonio de la UBTEC, en Burkina Faso

En febrero de 2022, CERISE+SPTF publicó una versión actualizada de los Estándares Universales. Estos ahora incluyen una nueva Dimensión 7 dedicada a la Gestión del Desempeño Ambiental*: una dimensión esencial frente a los desafíos climáticos y ambientales actuales, pero aún poco conocida por los actores de las finanzas inclusivas.

Entonces, en la práctica, ¿qué implica la gestión del desempeño ambiental?

Hemos invitado a instituciones pioneras en este campo a compartir sus experiencias. Hoy, es Abdou-Rasmané Ouédraogo, Director de la UBTEC, en Burkina Faso, quien nos da su testimonio**.

DESCARGA EL ARTÍCULO

1. ¿Cuáles son los problemas ecológicos en su área de intervención?

La UBTEC (Union des Baore Tradition d’Epargne et de Crédit) es una red de bancos comunales establecidos en áreas rurales. Operamos en la zona del Sahel, en el norte de Burkina Faso. Es un área pastoril y agrícola, donde las actividades humanas degradan significativamente los espacios naturales y la tierra. La presión demográfica, la creciente urbanización, el uso de la madera como fuente de energía, ciertas prácticas agrícolas así como la práctica del bateo de oro: todo eso contribuye a la degradación del suelo y de la naturaleza. Cada año perdemos unas 105 mil hectáreas de bosque. Y esta deforestación agudiza los efectos del cambio climático en el ciclo del agua: estamos experimentando un descenso generalizado de las precipitaciones en la zona, pero también periodos de lluvias torrenciales, que tienen un fuerte impacto en los cultivos y representan una amenaza para  la seguridad alimentaria local.

2. ¿Por qué eligió su institución gestionar su desempeño ambiental?

La UBTEC se dedica principalmente a la financiación agrícola. Al principio, financiamos a los campesinos sin distinción de sus prácticas agrícolas. Pero con el tiempo, hemos notado que ciertas prácticas conllevan riesgos en términos de degradación del suelo, contaminación del agua y vulnerabilidad a sequías, inundaciones o incendios forestales. Estos riesgos debilitaron a los beneficiarios y terminaron impactando nuestra cartera. Así, en abril de 2016, tras unas lluvias torrenciales, una inundación sepultó los campos de hortalizas de nuestros beneficiarios en la región norte de Burkina y provocó enormes pérdidas de producción. Como resultado, ¡la cartera en riesgo de la UBTEC ha aumentado del 7% al 12%! Dado que nuestra cartera está compuesta en gran parte por créditos agrícolas, consideramos que debían implementarse mecanismos para ayudar a minimizar dichos riesgos ambientales. Nuestra filosofía es “desarrollar sin dañar”. El desafío para UBTEC es, por tanto, lograr desarrollar cultivos agrícolas, contribuir a la gestión del agua y la tierra, sin impactar negativamente en el medio ambiente.

3. ¿Qué ha implementado para mejorar su desempeño ambiental?

En 2016, con el apoyo de SIDI y SOS Faim Luxemburgo, realizamos un estudio sobre la vulnerabilidad de los agricultores. El estudio reveló que era difícil para los pequeños agricultores, debido a la falta de apoyo técnico y financiero, implementar ciertas buenas prácticas agrícolas.

Luego llevamos a cabo un segundo estudio para identificar los principales riesgos ambientales de nuestros clientes y las mejores prácticas que podrían reducir estos riesgos. Estas prácticas las han validado profesionales (productores, agrónomos, silvicultores, ingenieros ganaderos). Estas incluyen, por ejemplo, el uso de técnicas de « zaï », media luna, alfombras herbáceas, setos vivos, la asociación de cultivos, la plantación de árboles, el uso de compost, la construcción de biodigestores o el uso de sistemas solares para riego. Hemos identificado las habilidades y el equipo requerido para implementar estas prácticas. Y para cada uno hemos evaluado las inversiones necesarias y las ganancias esperadas, es decir, la rentabilidad de la inversión a corto plazo.

Gracias a ello, pudimos construir una política de financiación adecuada. En particular, hemos decidido establecer una bonificación para los agricultores que acepten aplicar estas buenas prácticas. El beneficiario puede elegir uno de los siguientes bonos: (a) una capacitación en agroecología; (b) un viaje de intercambio fuera de su área de producción, a otros productores modelos; c) o una reducción de la tasa de interés, que podrá ser de hasta dos puntos. Y algunos de nuestros beneficiarios, en particular las mujeres miembros de las cooperativas de solidaridad (MUSO), pueden beneficiarse de los tres tipos de bonificación al mismo tiempo.

Los beneficiarios de UBTEC pueden equiparse con sistemas solares de bombeo y riego.

 

4. ¿Qué resultados se han logrado hasta ahora?

Desde 2020, hemos otorgado 207 préstamos de inversión a favor de prácticas sostenibles. Estos créditos han permitido, por ejemplo, que los agricultores construyan biodigestores, adquieran motobombas solares o instalen plataformas solares para riego.

Cada año, evaluamos las prácticas agroecológicas de cada cliente beneficiario de un préstamo con bonificación, para asegurar la adopción de las prácticas cubiertas por el financiamiento y decidir sobre la renovación de la bonificación para el próximo préstamo. Para ello, utilizamos la matriz analítica para prácticas agroecológicas desarrollada por SIDI. Esta matriz se basa en 7 criterios que permiten calificar el desempeño ambiental de una explotación (por ejemplo, gestión sostenible del agua, recuperación de tierras degradadas, gestión sostenible de la cubierta vegetal, uso de insumos naturales, uso de energía verde…). Con cada evaluación anual, encontramos que hay una mayor conciencia de los problemas climáticos y de los efectos nocivos de un cierto número de prácticas en el medio ambiente. Y cada vez se adoptan más buenas prácticas. Nuestro trabajo de fortalecimiento de capacidades y de intercambio de experiencias entre productores contribuye a cambiar prácticas, con diferentes resultados de una localidad a otra. Por ejemplo, algunos han reemplazado sus monocultivos con cultivos intercalados. Otros han sembrado árboles en perímetros anteriormente utilizados para la producción exclusiva de granos.

Los productores están adoptando prácticas agroecológicas, como el mulching de cultivos.

 

5. ¿Qué lecciones han aprendido de estas experiencias?

Hemos descubierto que, como institución de microfinanzas, podemos contribuir a la transición ecológica y social con medios modestos. Gracias al apoyo de SIDI y con recursos propios hemos podido construir una política ambiental e integrarla a nuestras prácticas de manera global. Reconozco que para instituciones con situaciones financieras frágiles, es necesario contar con recursos externos, porque algunos créditos de inversión requieren recursos estables (por ejemplo, para financiar el establecimiento de una plataforma solar para riego). También es necesario movilizar habilidades externas para mejorar nuestras prácticas.

A través de esta experiencia, también hemos notado que, más allá de los servicios financieros, es fundamental ofrecer servicios no financieros. En general, las personas adoptan prácticas nocivas porque les falta información. En este caso es suficiente proporcionarlas una simple sensibilización, una capacitación, para despertar los cambios.

Finalmente, pudimos ver que la política de incentivos contribuyó al éxito del producto crediticio, ya que sirvió de comunicación para atraer clientes. Y descubrimos que luego entendieron que más allá de la bonificación, hay un beneficio que pueden obtener a través de la adopción de prácticas que pueden reducir riesgos y costos, en el corto y mediano plazo

6. ¿Qué próximas acciones planea implementar para mejorar su desempeño ambiental?

Para satisfacer las crecientes necesidades de inversión en el campo de la transición ecológica, planeamos movilizar recursos estables (préstamos a mediano y largo plazo).

Para ayudar a nuestros beneficiarios a adoptar prácticas más responsables y sostenibles, también buscaremos comerciantes de equipos y productos agrícolas con un perfil ecológico.

Finalmente, hace tres años comenzamos a usar energía solar para operar nuestras agencias. Así, de 23 agencias, 11 utilizan energía solar totalmente o parcialmente. El objetivo para los próximos tres años es cubrir todas nuestras agencias con energía solar.

7. ¿Qué recomendaría a una institución de microfinanzas que desee participar en la gestión de su desempeño ambiental?

Si quieren iniciarse en la financiación de la transición ecológica, empiecen por realizar un estudio para identificar las prácticas más sostenibles, a todos los niveles (ecológico, social, económico), y cómo pueden promover estas prácticas con sus clientes. Hagan que este estudio y estos planes de acción sean adoptados por su junta directiva. Implementen proyectos pilotos, luego evalúen las deficiencias y corríjenlas antes de expandirse a otras prácticas. Configuren el Sistema de Información Gerencial (SIG) para un mejor seguimiento y valoración del trabajo realizado. Este SIG debe estar lo suficientemente bien pensado para monitorear todas las prácticas positivas y riesgosas. Y finalmente, ofrezcan servicios no financieros (capacitación, seguimiento, intercambios), que pueden ser tercerizados si es necesario, para apuntar a un cambio duradero y más rápido.

 

 Artículo escrito por Abdou-Rasmané Ouédraogo, Director de la UBTEC en Burkina Faso, en colaboración con CERISE.
Visite el sitop web de la UBTEC para descubrir la organización y sus proyectos.

 

DESCARGA EL ARTÍCULO

 

*La Dimensión 7 fue desarrollada por CERISE+SPTF en coordinación con el Grupo de Acción e-MFP – GICSF. La Dimensión 7 está completamente alineada con el Green Index 3.0, que es la herramienta de evaluación del desempeño ambiental desarrollada y administrada por el grupo de acción GICSF.

**Este testimonio fue escrito a partir de la intervención del Sr. Abdou-Rasmané Ouédraogo en el marco de la conferencia “Microfinanzas y Transición Ecológica” organizada por el Club de Microfinanzas de París en diciembre de 2021, cuyo informe fue escrito por Eugénie Constancias (EDM).